El Equipo - Kinein Tulancingo Triathlon Team

Patrocinadores




Trek






Trek

La Diferencia entre Entrenar y Hacer Ejercicio.

A decir verdad, creo que la diferencia principal, es de solo voluntad para tener la constancia y la disciplina para realizar una actividad deportiva, para dejar atrás el simple hecho de decir que solo se hará ejercicio, en vez de entrenar, al decidirnos a realizar una actividad física debemos tener en cuenta el tiempo que esta nos tome, ya que el factor tiempo es una limitante para la mayoría de nosotros.



Ahora bien solo tendríamos que cambiar esa actitud de decir que solo haremos ejercicio, y dejar atrás la idea de realizar algo solo por hacerlo. Para empezar con un entrenamiento personalizado que tenga objetivos reales y alcanzables, es necesario el chequeo medico que con este se podrán determinar varios parámetros físicos, químicos, médicos y nutricionales que nos muestren como resultado el estado de salud y condición física en la que nos encontramos.



Además es indispensable contar con las instalaciones adecuadas, el equipo propio de la disciplina, así como la supervisión de personal calificado. Después de cubrir estos requisitos básicos, la diferencia entra en la disposición de la persona para realizar la actividad física y dejar atrás los pretextos, ya que es común encontrase personas que se jactan de decir que nunca les alcanza el tiempo para nada, siendo esto solo cuestión de organización y de voluntad.



El ser constante en el ejercicio dará la diferencia entre solo hacer ejercicio y entrenar, además que se tendrán beneficios a corto y a largo plazo entre los que destaca: mejor condición física, el estado de ánimo, aumenta la autoestima, crea un estilo de vida diferente, y a largo plazo se evitan enfermedades cardiovasculares, cáncer, osteoporosis, sobre peso, etc. Otro punto muy importante es la motivación que será¡ necesaria tanto como para empezar como para mantenerse constante, de esta manera se crea un ciclo de motivación-retroalimentación-beneficios que da como resultado que el ejercicio se convierta en un habito que sea para nosotros un reflejo de disciplina, la cual podamos transmitir a todos lo que nos rodean creando un ambiente sano.



De todo esto se puede concluir, que solo se necesita querer hacer las cosas bien hechas, planearlas, creando objetivos alcanzables para que conforme nos vayamos involucrando obtengamos lo que esperamos, así como una nueva cultura deportiva.